Salud

Retos de la Sociedad Líquida para la Salud Mental de una Nación

Uno de los gurus del emprendimiento y las finanzas Robert Kiyosaki, dice: “ encuentro tanta gente sufriendo y trabajando cada vez más duro simplemente porque se aferran a viejas ideas. Quieren que las cosas sean de la forma que fueron, se resisten al cambio. Las viejas ideas son el mayor pasivo, es un pasivo porque no se dan cuenta de que esa idea o forma de hacer algo funcionaba ayer, el ayer se ha ido”. En días recientes tuve la oportunidad de ser una de las oradoras en el Segundo Congreso de Austismo de la Fundación Voices of Silence (Voces del Silencio), aquí en la Florida, en ella mi enfoque era principalmente concienciar, educar sobre un tema desarrollado por el sociólogo Zygmund Bauman, la Modernidad o Sociedad Líquida. Este concepto lo que pretende precisamente es afirmar el pensamiento de Robert Kiyosaki de que hay que cambiar de mentalidad y adaptarse a los cambios.

En la sociedad líquida todo fluye como el agua. El hielo se congela y a los minutos pierde su solidez. Estamos viviendo en un mundo cambiante, de incertidumbre, acelerado, donde para aquellos que hemos emigrado de nuestra patria a la Florida, es más notable el adaptarnos a las consecuencias de la sociedad líquida. Áreas importantes donde el impacto de esos cambios es más evidente es en la educación, tecnología, consumismo, relaciones, política, movimientos migratorios y empleo.

De manera bien breve, sin tocar cada uno de ellos, por ejemplo: la tecnología hoy día se sustituye un celular por otro, no porque ya no sirve sino porque hay otro más actualizado o más atractivo (moda). De la misma manera son las relaciones. En el pasado había mayor compromiso y un alto sentido de lealtad, vemos hoy día que el matrimonio no está de moda, sino me va bien, me marcho, si veo algo más atractivo sigo caminando. Que conste, no es que en el pasado no ocurriese esto, pero seamos realistas. ¿Cuántos matrimonios celebran sus bodas de oro hoy día? Cuántos amigos tenemos por fb y ¿los conocemos, los llamamos?

En el caso de las relaciones con nuestros padres; ¿quién cuidaba en el pasado de ellos? El mayor porcentaje de las familias llevaba sus padres a sus casas y hasta dejaban de trabajar para cuidarlos; hoy dia por más que haya la intención al no haber la planificación financiera, al igual que en el pasado no la hubo, no podrán ser cuidadores de sus padres. En la actualidad con el sueldo de uno de los cónyuges es imposible, cuando cada uno tiene cada hasta dos y tres empleos a tiempo parcial, imaginen si tiene que dejarlos para cuidar a sus padres. Hablando de empleos, en el pasado en la llamada sociedad sólida, la mayoría de las empresas ofrecían a sus empleados un sueldo, beneficios marginales, como plan médico, aportaciones para su retiro, uniformes, disfrute de días feriados, vacaciones por maternidad/paternidad, enfermedad, entre otros.

Por lo menos tuve la oportunidad de disfrutar de esos beneficios en Puerto Rico, y laboré para el gobierno y empresas privadas, un tiempo. Hoy día vemos cómo este tipo de contratación ya casi no existe, no es la norma, la mayor parte del tiempo el enfoque es reclutarte por un período determinado, por proyecto, servicios profesionales, a tiempo parcial y si eres empleado regular en ocasiones no cumples con una jornada de 40 horas para no tener que brindarte beneficios adicionales.

La emigración con la esperanza del sueño americano, ha aumentado significativamente en los Estados Unidos. Llegué hace poco más de un año a la Florida, luego del devastador huracán María, que cambió nuestra vida en Puerto Rico. Contaba y se esperaba que mi proceso en el cambio fuese uno más rápido y fácil. Soy ciudadana americana, profesional en el campo de la Gerontología (adultos de la tercera edad). Conozco el idioma inglés y tengo basta experiencia laboral.

La realidad es que no ha sido así. He vivido en carne propia el enfrentarme y adaptarme a una sociedad tan fluída como el agua, al punto de verse afectada un tiempo mi salud mental, aun cuando tengo el conocimiento y las herramientas para manejarlas. Imaginen aquellos que no las tienen y están en condiciones similares o de mayor desventaja. Como Manejadora de Casos en el área de Salud Mental, ayudamos a familias a identificar áreas que los desestabilicen como familia, les brindamos recursos, apoyamos y los guiamos en el proceso. Veo como el factor económico y el estrés financiero son el reto mayor de las familias.

Sin salud mental no podemos ser productivos, tomar decisiones correctas, ni vivir tranquilos. Busca ayuda, grupos de apoyo, iglesias, recursos de la ciudad. Hay mucho de qué hablar. Mi mensaje para tí es que si aún no lo has hecho, comienza a buscar ayuda para re-animarte, re-inventarte, re-enfocarte, re-adiestrarte. Es hora de dejar de depender de otros y emprender. Comienza identificando cuáles son tus pasiones, tus fortalezas. Si las desconoces, pide ayuda.

Comienza a educarte finacieramente para que conozcas cómo lograr que el dinero trabaje para tí, no tu para el dinero. En las escuelas y universidades no se nos educó cómo tomar las mejores decisiones financieras. Por años delegamos en nuestros patronos, gobierno, empresas, bancos, y el seguro social (más social que seguro), la tranquilidad de ayudarnos a capitalizar para nuestra jubilación, tal vez ni pensarás en retirarte. La realidad es que por más de catorce años trabajando con la población de la tercera edad, muchos han querido continuar trabajando, pero no han podido. He visto ante la ausencia de la correcta planficación financiera como se ven en la necesidad de escoger entre pagar la renta y/o comprar alimentos o medicamentos. Fuimos programados para estudiar, trabajar, casarnos, tener hijos, endeudarnos, pagar deudas, taxes, envejecer y morir. Así que es hora de reprogramarnos, nunca dejes de aprender, comienza tu propio negocio, esfuerzate, busca la persona adecuada con la que puedas tener un proyecto de vida y construyan juntos una hermosa familia, retirate joven y viajen por el mundo. Mi mensaje no es uno desesperanzador, lo contrario, te invito a despertar y tomar acción, hay alternativas, si las buscas las encuentras, con planificación, educación y acción a tiempo hay solución.

La autora es la Lic. Carmen Collazo, CEO y Presidenta de ReVive Integral Solutions. Ella es Gerontóloga, Manejadora de Casos de Salud Mental y Estratega Financiera. Ayuda a los individuos, familias y empresas a re-organizarse ofreciendo soluciones en bienestar de su salud mental. Fundadora del segmento televisivo de educación financiera en PR, Mujeres Inteligentes Acaban Millonarias. Te puedes comunicar con ella al (407) 912-9452, para orientación, charlas para empresas, organizaciones e Iglesias.

Lic. Carmen Collazo

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba